Comparar listados

Nuda propiedad: La forma de vender una vivienda y seguir habitándola

Nuda propiedad: La forma de vender una vivienda y seguir habitándola

¿Sabías que es posible vender un inmueble, pero continuar habitándolo hasta un tiempo estipulado por ambas partes o hasta tu muerte? Si tienes una casa pero necesitas liquidez, y no quieres entrar a vivir en un alquiler, o eres un comprador interesado en invertir a largo plazo: Puede que la nuda propiedad sea una opción que quieras evaluar.

En este post te explicamos cómo se procede a esta modalidad de venta de inmueble, y cuáles son sus ventajas y desventajas para ambas partes del contrato.

¿Qué es la nuda propiedad?

La nuda propiedad, consiste en que el propietario de una vivienda la venda y pueda continuar alojado en ella sin coste y manteniendo el usufructo. A veces, ante la imposibilidad de pagar una hipoteca, o porque necesita dinero de forma urgente, un propietario puede vender la nuda propiedad de su casa.

Claro, esto podría conllevar a confusiones en cuanto al plazo de tiempo en que el vendedor puede quedarse en el inmueble, o qué gastos de la vivienda debe cubrir. En una venta normal de inmueble, se vende tanto el derecho de propiedad como el usufructo:

La nuda propiedad implica solamente el derecho de propiedad, de modo que el vendedor cede la titularidad de su vivienda, pero no el derecho de uso y disfrute. Esto puede extenderse hasta su fallecimiento, u otra fecha que ambas partes establezcan.

El importe de la venta podrá ser recibido por el vendedor en un único pago, disponiendo del dinero inmediatamente, o a través de una renta en tanto dura el usufructo.

¿Qué obligaciones tienen el propietario y el usufructuario?

El nuevo propietario tiene que asumir los gastos de la comunidad y cualquier obra que se asuma dentro de los mismos.

Mientras que el usufructuario seguirá pagando el Impuesto de Bienes Inmuebles, eso sí, estará libre de hipoteca y de pago de renta.

Ventajas y desventajas de la nuda propiedad

nuda propiedad

La nuda propiedad tiene ventajas para ambas partes, aunque en este post hayamos comenzado recalcando los beneficios para el vendedor. Sin embargo, para el comprador también representa:

  • La posibilidad de adquirir una vivienda a un precio inferior al que podría alcanzar en el futuro, cuando ya haya obtenido el usufructo.
  • Adquirir la nuda propiedad implica una rebaja del precio entre un 30% y un 50% sobre el precio de mercado
  • No tendrá que preocuparse por costes de reformas y obras ordinarias, deterioros, etc. pues es responsabilidad del usufructuario responder por ellas.

Ahora bien, también tiene sus desventajas:

  • Habrá de correr con el gasto de las reformas extraordinarias, así como el pago del notario, impuestos y registro.
  • Una vez se extingue el usufructo, también tendrá que pagar gastos de registro e impuesto para adquirir el pleno dominio de la propiedad. 
  • No podrá usar la vivienda, porque el usufructo seguirá perteneciendo al propietario.

Por otra parte, aunque pueda disfrutar de la vivienda durante el resto de su vida, y le sea permitido alquilar el inmueble sin permiso del nudo propietario, para el vendedor no todo es positivo:

  • Reducirá el patrimonio familiar, ya que los herederos no podrán disfrutar de la vivienda.
  • Deberá liquidar el gasto de la plusvalía municipal.

¿Conocías ya sobre la nuda propiedad? ¿Te parece que es un mejor negocio para el vendedor o para el comprador? Coméntanos lo que piensas al respecto.

img

Thais Puentes

Artículos Relacionados

Comprar casa o terreno: ¿Cuál es mejor?

A la hora de hacer una inversión inmobiliaria, no siempre consideramos todas las opciones con...

sigue leyendo
por Thais Puentes

Tendencias arquitectónicas en 2021

Son muchas las razones por las que cambian los gustos y preferencias de los consumidores para...

sigue leyendo
por Thais Puentes

¿Cómo vender una casa alquilada? Tips y consejos

Si eres dueño de varias propiedades, y rentas alguna de ellas, quizás te interese saber cómo...

sigue leyendo
por Thais Puentes

Únete a la discusión